Ernestours - El arte de viajar

311 4866394 - 311 6106487

© 2016 por ERNESTOURS. Todos los derechos reservados

Reservas plan turístico
  • White Facebook Icon
  • Blanc TripAdvisor Icône
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

Desierto de la Tatacoa

El Desierto de la Tatacoa es el segundo destino turístico mas importante del Departamento del Huila después del Parque arqueológico de San Agustín e Isnos. La afluencia de turistas es motivada por las excepcionales condiciones del desierto, las cuales facilitan la observación astronómica en la noche y la practica del senderismo en el día.

El desierto de la Tatacoa que se conoce realmente como un bosque seco tropical se encuentra a 37 km de la ciudad de Neiva, en el municipio de Villavieja. Con sus 330 km2, es la segunda zona árida mas extensa de Colombia despues de la península de la Guarija. Este desierto nos ofrece un indescriptible paisaje donde la erosión del terreno forma verdaderas esculturas naturales de tierra rojiza y gris, y una temperatura que alcanza los 43°C

El lugar que el conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada describió como valle de las tristezas, o las tristuras, según la acepción del siglo XVI, es un destino turístico en el que permanentemente se llevan a cabo investigaciones científicas, porque su origen, formación y crecimiento, no deja de ser un enigma para geólogos y antropólogos, entre otros estudiosos.

Se identifican varios lugares y actividades para hacer una expedición en el misterioso y bello desierto de la Tatacoa.

Sector del Cuzco

Sector de los Hoyos

Es la primera zona que se aprecia. Se caracteriza por su color cobrizo y el abundante crecimiento de cactus como forma de candelabros. Debe su apariencia a la oxidación del suelo y por consiguiente a los altos componentes de dióxido de hierro. En esta zona está el sitio denominado Los Laberintos, por cuya geomorfología de cárcavas se le dio el nombre; allí la erosión ha esculpido pequeños montículos por entre los que se ramifican senderos que pasan los expedi-cionarios acompañados de los guías. Gracias a los estoraques formados en El Cuzco y en la mayor parte del desierto, los geólogos han podido determinar el nivel original del suelo.

Es la zona de color grisáceo del desierto, debido a que el suelo tiene altos componentes de potasio, azufre y magnesio. Dista 8 km al oriente del observatorio y se llega por una carretera destapada pero transitable. Durante el recorrido se aprecia un paisaje erosionado con presencia de algunos rebaños de chivos y ovejas que se alimentan de la escasa, pero nutritiva vegetación que produce el desierto. En Los Hoyos el deterioro de la tierra ha creado escenarios de geomorfología abrupta, de ahí el nombre, donde las formas ponen a volar la imaginación, como el denominado valle de los fantasmas. Allí las aguas freáticas fueron aprovechadas para la construcción de la piscina El Oasis.

Sector el Cardón

Observatorio astronómico

Sector del PNR Ecorregión La Tatacoa con características típicas de bosque subxerofitico, vegetación natural como Payandé, Pela, Naranjuelos, Cactus y posibilidades de observa-ción de fauna principalmente aves. En este sector predomina el cactus cardón. 

 

Cuenta con un sendero interpretativo con un recorrido de 2-3 horas aproximadamente y se puede integrar al Sendero El Cuzco.

A 6 km de Villavieja, en la misma zona de El Cuzco y muy cerca a Los Laberintos, el observatorio astronómico es un muy importante referente del desierto de la Tatacoa, por los permanentes estudios y observaciones astronó-micas que se hacen en su estructura en forma de domo y gracias a los potentes equipos utilizados para tal fin. Por la cercanía a la línea del Ecuador, la ausencia de contaminación lumínica y la ubicación en la parte más alta de la bóveda del cielo, el desierto de la Tatacoa es el lugar indicado en Colombia para apreciar y conocer las constelaciones y todos los cuerpos celestes.

Villavieja y museo paleontologico

El municipio de Villavieja, al norte del departamento del Huila, ofrece une rica colección de piezas paleontológicas, vestigios de grandes mamíferos y reptiles que poblaron la zona hace millones de años. En Villviajea floreció una hacienda ganadera de los jesuitas y aun se conserva la Capilla colonial de Santa Barbara construida en 1767 y declarada patrimonio cultural de la Nación en 2004. En la antigua Casa Cural, funciona actualmente el Museo Paleontológico, en el que se exhiben restos de diferentes especies de fósiles hallados en el desierto. Este museo se divide en tres salas que guiaran al visitante hacia una magnifica visión de la fauna en el desierto durante el periodo Mioceno, hace 25 millones de años.

Ubicación del destino:
Planes asociados: